Artículos y opiniones sobre discapacidad. Proyecto Abedul.

Ayudas económicas a personas con movilidad reducida y escasos recursos para
desplazamientos en taxi adaptado con fines “sociales, culturales y de ocio”.

Las personas con una severa limitación de movilidad derivada de una gran discapacidad u enfermedad que carecemos de vehículo propio y tenemos un bajo nivel económico (pensiones no contributivas u similar), podemos solicitar en la Comunidad de Madrid una ayuda anual de 700 euros para nuestro desplazamiento en taxi adaptado “con fines sociales, culturales y de ocio”.

Es una ayuda mínima que al menos nos posibilita a muchas personas poder desplazarnos para desarrollar una de estas actividades (ir al cine, a una conferencia, a un museo, a un teatro, a pasar un día de campo) al menos “una vez al mes”.

Estas ayudas las hemos venido solicitando anualmente desde años atrás dentro de un plazo establecido tras la publicación en el BOCM, el cual normalmente viene sucediéndose en febrero, marzo.., y que en años anteriores a 2010, se nos venía notificando previamente por carta cada año a los beneficiarios.

En 2009, un escrito ya nos advertía de que a partir del año 2010 no recibiríamos la carta de notificación. Por lo que cada interesado nos hemos visto obligados a informarnos consultando el BOCM, llamando periódicamente por teléfono a los centros base (que tenían la amabilidad de querer atendernos e informarnos) o por otros medios que cada cual considera mas convenientes, a fin de procurar informarse y no dejar pasar el plazo. "Todo un reto".

Desde 2009, estas ayudas anuales se nos vienen haciendo efectivas a los beneficiarios con unos retrasos muy grandes "a veces en el mes de diciembre", cuando es sabido que tienen un plazo de vigencia hasta fin de año, es decir que "solo podemos disfrutarlas unos días" o bien abonar el dinero por adelantado durante todo el año. Gran ironía esta, dado que es una ayuda que precisamente se concede a las personas con severa limitación de movilidad "con escasos recursos económicos", y que las tarifas de estos vehículos, al menos en Madrid oscilan entre 20 y 40 euros por cada trayecto y antes de subir al vehículo ya traen una tarifa adicional de 10 euros por bajada de bandera desde que se hace la solicitud a la emisora. Resultado para muchas personas: Quedar privados todo el año de la movilidad con fines sociales, culturales y de ocio.

A menudo, en los servicios sociales se nos expone que los retrasos de la ayuda no son un problema porque los beneficiarios podemos presentar los recibos de taxi de los meses anteriores del año y que estos al final se nos abonarán al recibir la ayuda. Pero si dicha ayuda se nos concede precisamente por tener escasos recursos, la realidad es que una mayoría de afectados "no podemos utilizar ese transporte abonando esas tarifas de nuestro bolsillo antes de que se nos haga efectivo el pago".

¿Cual es el problema entonces? Pues que estamos todo el año sin ninguna ayuda para poder desplazarnos, ni siquiera para poder pasar un día de campo durante la primavera o el verano en un parque natural próximo a la ciudad, ni tampoco asistir a ningún evento cultural o de ocio que se suceda y sea de nuestro interés si no tenemos medio alternativo en el que llegar, algún familiar u amistad que nos haga el favor de llevarnos o alguien que nos preste 60 euros por adelantado dispuesto a que se los devolvamos a fin de año ¡cuando recibamos la ayuda!.

He de recordar que hay muchos beneficiarios, a las cuales por su alto grado de limitación, les es muy complejo o imposible movilizarse en autobuses, metro, etc... Siendo su única posibilidad este tipo de transporte (eurotaxi). Por lo que al tener una precaria economía y no recibir el dinero con puntualidad "se han de quedar encerrados en sus domicilios todo el año", ni tan siquiera pueden ir al cine sin realizar un fuerte desembolso económico. Tal situación está provocando una grave "exclusión social" y "marginación" del colectivo.

Hasta hace unos cinco años atrás, esta ayuda siempre se hizo efectiva en el mes de marzo, abril.., o a mas tardar en julio. Ya en 2007 se hizo efectiva en agosto, y en los años sucesivos en noviembre y diciembre. En el año 2010, el plazo de solicitud se abrió en el mes de junio, aunque sin fecha de cierre, por lo que según la información de algunos funcionarios; solo se otorgarían las ayudas a los primeros solicitantes hasta agotar los fondos previstos, lo cual implica un riesgo para que no las reciba el que mas lo necesita, sino el que se informa antes y el que mas corre, lo que no deja de ser un método poco justo. Tampoco se sabía en que mes se haría efectivo el pago, que finalmente, al menos en mi caso concreto, se me hizo efectivo en el mes de octubre.

En 2011, el plazo de solicitud de nuevo se abrió muy tarde, aproximadamente en el mes de junio. En mi caso personal se me notificó la aprobación de mi solicitud de ayuda en el mes de noviembre, y en diciembre la ayuda económica aún no se me hizo efectiva, habiendo tenido que entregar los recibos de los taxis utilizados en la fecha límite prevista: el mes de enero de 2012, sin haber recibido aún el abono de dicha ayuda.

En 2012, a fecha de 15 de noviembre el plazo de solicitud de estas ayudas anuales aún no se ha abierto, a pesar de haber publicado el Comité Estatal de Representantes de Personas con Discapacidad CERMI una nota de prensa en el mes de septiembre dando queja de esta situación y solicitando de forma urgente la apertura de dichas ayudas:

www.famma.org/articulos-publicados

Una situación "muy lamentable" agravada sin duda alguna por la crisis económica, pero que debería de mejorar y no hacerse tan acentuada para estos casos.

 

Enrique G Blanco.
Junio de 2010 - Actualizado en Noviembre de 2012.
Proyecto social pedagógico Abedul.